¿Realmente funciona el Kinesiotaping?

Las lesiones deportivas se producen muy a menudo. Pueden ser causadas ya sea durante una actividad competitiva, recreativa o deportiva obligatoria (educación física). Las lesiones más frecuentes son: talotibial (tobillo), sobrecarga en articulaciones, lesiones de ligamentos de la rodilla, esguince de hombro, lesiones en el tendón de Aquiles, tejidos traumas, esguince vertebral y fracturas óseas. Las lesiones del sistema cinético van acompañadas por dolor severo, edema y hematoma, que conducen directamente a las perturbaciones funcionales. Las lesiones requieren rehabilitación y con bastante frecuencia una intervención ortopédica. Dependiendo del tipo de lesión, el proceso de rehabilitación dura desde unas pocas o varias semanas a varios meses. Uno de los métodos que complementa la terapia de una lesión es el Kinesio Taping (KT).

El Kinesio Taping fue desarrollado27367_kinesiologytape3_preview_1 por el quiropráctico japonés Kenso Kase en la década de 1970 como un método de tratamiento para los tejidos dañados, manteniendo el rango de movimiento (a diferencia de los métodos tradicionales de encintado, que restringen el movimiento). La cinta de KT ganó la atención general en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, donde 50.000 rollos fueron donados a 58 países y donde fueron expuestos en el escenario mundial. Desde entonces, los atletas de élite, tales como Lance Armstrong, Rory Mcilroy y David Beckham han popularizado el uso de esta cinta, y ahora se pueden ver regularmente en muchos eventos deportivos.

Este método implica la aplicación de cintas especiales llamadasKinesioTex las cuales se pegan directamente a la piel. Estas cintas adhesivas están hechas de algodón y se pueden estirar hasta a un 140% de su longitud original, además de no inhibir la movilidad de las articulaciones y no irritar la piel. Gracias a que son resistentes al agua se pueden utilizar varios días consecutivos y se pueden combinar con el tratamiento de hidroterapia. Debido a la lesión en el sistema motor, se produce hinchazón que inhibe (o ralentiza) el flujo de sangre y la linfa y provoca la concentración de líquidos orgánicos en la capa subcutánea. La aplicación de KT en la zona de una lesión eleva y pliega las capas de la epidermis, incluyendo la capa papilar de la dermis. Este ‘lifting’ aumenta el espacio entre la piel y los tejidos conectivos subyacentes, los vasos y los músculos para mejorar la movilidad y facilitar el movimiento linfático y venoso. Gracias a esto se crean condiciones más ventajosas para la regeneración de los tejidos lesionados. La ‘elevación’ también tiene un efecto sobre la fascia subyacente, reduciendo el dolor y disminuyendo la susceptibilidad a microtraumatismos.

El efecto del vendaje de la kinesiología en los individuos sanos ha sido objeto de varios estudios observacionales, que se han centrado en una serie de resultados incluyendo la fuerza muscular y la conducción nerviosa motora. En general, los estudios con individuos sanos encontraron algún efecto positivo sobre la fuerza muscular, la flexibilidad y la conducción del nervio motor que sugiere que KT tiene algún valor terapéutico.

Si nos centramos en la utilización de KT en el dolor patelofemoral (PFPS), varios estudios muestran que el dolor es causado por la desalineación de la rótula, a raíz de un desequilibrio entre el vasto medial y vasto lateral.

Akbas et al (2011) encontró que aplicando el sistema del KT junto con los ejercicios de fortalecimiento y masaje sobre el tejido blando logró mejoras más rápidas en el dolor y la flexibilidad muscular sindrome patelofemoral(mejora más rápida y en mayor medida de la flexibilidad en los isquiotibiales y en la banda ilio-tibial en el grupo KT) en comparación con el ejercicio y el masaje solo, aunque los niveles de los resultados finales a las seis semanas fueron similares en ambos grupos.

En otro estudio examinaron los efectos del KT inmediatamente después de la aplicación. Aytar et al (2011) examinó el efecto sobre el dolor junto con el equilibrio, la propiocepción y la fuerza muscular en comparación con la aplicación esparadrapo no flexible. Aunque no hubo diferencias estadísticamente significativas en el dolor y la propiocepción después de la aplicación, los efectos positivos se observaron en la fuerza muscular (la fuerza mejoró en ambos grupos en un ángulo de 60º pero sólo en el grupo de KT en un ángulo de 180º) y el equilibrio dinámico en el grupo de KT. Si nos centramos en los resultados el KT puede ofrecer algún alivio en los síntomas de PFPS, especialmente en el corto plazo.

Otra lesión muy común es el dolor lumbar crónico, Paolini et al (2011) abordan el dolor crónico de espalda baja, centrándose en la “flexión-relajación” del erector de la columna lumbar. En las personas sanas, la actividad muscular se reduce después de la flexión hacia delante, mientras que en los enfermos de dolor crónico de espalda baja se formula la hipótesis de que estos mismos músculos se mantienen en un estado de contracción. Se estudiaron los efectos a través de tres grupos de tratamiento; y sólo KT tuvo un efecto inmediato en el dolor en todos los grupos de KT, pero fue el grupo de ejercicio en casa el que mostró mayor mejoría de la incapacidad al final de la investigación de 4 semanas.

Yoshida et al (2007), en un estudio realizado a personas sanas, encontraron resultados positivos en el aumento de la flexión hacia delante inmediatamente después de usar KT para facilitar el erector de la columna lumbar.

En cuanto a las lesiones de fascitis plantar el estudio realizado por Tsai et al (2010) en el cual comparaba el KT con la terapia física diaria, tanto el dolor como la función del pie mejoraron más en el grupo de KT además hubo una reducción significativa en el espesor de la fascia plantar, según lo medido por ultrasonido, en el sitio de inserción en el calcáneo en el grupo de KT. Sin embargo, el espesor de la fascia plantar en el sitio de la inflamación más significativa se mantuvo sin cambios en ambos grupos.Este efecto sobre el espesor de la fascia que es quizás uno de los hallazgos más importantes, con uno de los grupos de estudio en general de mayor tamaño (52 participantes). Una reducción media en el espesor de la fascia plantar de más del 16% en el sitio de unión del calcáneo fue uno de los resultados más positivos.

Fascitis Plantar
Estos estudios muestran algunos efectos positivos de KT sobre la flexibilidad de los tejidos blandos, el espesor de la fascia y el dolor. En particular el KT parece ofrecer resultados similares a los tratamientos tradicionales como los masajes de tejidos blandos, ultrasonido o el ejercicio en casa, pero con el KT se alcanzan resultados más rápidos y con un menor número de aplicaciones, aunque en última instancia, los resultados finales son a menudo similares.

 

Biliografía

– Akbas E, Atay A, Yuksel I. The effects of additional kinesio taping over exercise in the treatment of patellofemoral pain syndrome. Acta orthopaedica et traumatologica turcica 2011;45(5):335-341.

– Aytar A, Ozunlu N, et al. Initial effects of kinesio taping in patients with patellofemoral pain syndrome: A randomised, double-blind study: Isokinetics and excercise science 2011;19:135-142.

– Jolanta Z, Elzbieta R, et al. Application of kinesio taping for treatment of sports injuries. Medsportpress 2007;130-134.

– Paolini M, Bernetti A, et al. Kinesio taping applied to lumbar muscles influences clinical and electromyographic characteristics in chronic low back pain patients. European journal of physical and rehabilitation medicine 2011;47:237-244.

– Yoshida A, Kahanov L. The effect of kinesio taping on lower trunk range of motions. Sports medicine 2007;15:103-112.